Skip to content

Segunda época. Año XX. N° 313

Roma, 30 de septiembre de 2014

Santa Teresa del Niño Jesús

Nueva fundación de las SSVM en México

Querida Familia Religiosa,

Con mucho entusiasmo les comunicamos sobre la nueva fundación de las SSVM en México.

El domingo 21 de septiembre, la Madre Mater Mundi Quizhpe Cuenca y la Hermana Maria Virgen de Anáhuac Parra Fierro acompañadas por la Hermana Maria del Tránsito de la Virgen Avellaneda-Cabanillas y la Madre Maria de la Revelación Castañeda, llegaron a la cuidad muy colonial de Mérida, en Yucatán a la “Casa del Sacerdote”. Este Hogar encomendado ahora al cargo de la SSVM, es un apostolado que surge por una familia que dona su casa a la Arquidiócesis de Mérida para el cuidado de sacerdotes ancianos. Desde hace más de 15 años, las hermanas Aliadas Carmelitas Descalzas de la Santísima Trinidad de la diócesis de Aguas Calientes han cuidado de este Hogar con mucha delicadeza y alegría, sirviendo a los servidores de Cristo.

La Casa del Sacerdote cuenta con 20 habitaciones para disposición de sacerdotes. Por ahora viven siete sacerdotes y las otras habitaciones se usan cuando hay talleres para sacerdotes o cuando hay sacerdotes de la diócesis que necesitan ir allí para pasar un tiempo de descanso. También cuenta con salas de conferencia para reuniones sacerdotales y diocesanas.

Encomendamos esta nueva fundación al cuidado maternal de la Virgen de Izamal, Patrona de esta nueva comunidad de SSVM y quien también vela como Patrona de la Arquidiócesis de Mérida. Estamos muy agradecidas a Su Excelencia Emilio Carlos Belaunzarán por su invitación, acogida tan paternal, y especial atención por aquellos que se han desgastado sirviendo al pueblo de Dios.

En el Verbo Encarnado,

SSVM en México

Con un sacerdote del Hogar
Vista de la sala de entrada al Hogar donde residen los sacerdotes
Santa Misa con el Arzobispo Emilio Carlos Belauzaran y el P. Armin Rivera (Vicario)

Diez años de fundación de las Servidoras en Holanda y votos perpetuos de la hermana María Foederis Arca

Querida Familia Religiosa,

Como para todas las Servidoras en el mundo, el pasado 14 de septiembre fue un día para celebrar y agradecer a Dios. En nuestra Provincia “María Puerta de la Aurora” tuvimos motivo doble para festejar. Los votos perpetuos de la hermana María Foederis Arca y los 10 años de la fundación del Instituto en Holanda. La celebración fue en el Santuario “Onze Lieve Vrouw Ter Nood”, una de las misiones de las Servidoras en Holanda, donde actualmente vive la hermana Mara Foederis Arca. La Santa Misa fue presidida por Monseñor Punt, Obispo de la Diócesis de Haarlem –Ámsterdam. También estuvo presente el Obispo auxiliar, Monseñor Hendriks, el abad de la comunidad Benedictina en Egmond, Padre Mathijsen, los Padres Diego Pildaín y Mario Rojas del IVE y muchos sacerdotes concelebrantes.

Monseñor Punt se mostró muy feliz y en su homilía reflexionó acerca de cómo las vocaciones son un don de Dios, de Su infinita bondad y que florecen en todos lados. También agradeció la presencia de nuestra Congregación en Holanda, que por gracia de Dios ha cumplido sus primeros 10 años. En la Santa Misa estaban presentes la Madre Maria de Anima Christi, Superiora General de nuestro Instituto, la M. María de la Caridad, nuestra Superiora Provincial y todas las Servidoras misioneras en Holanda y Luxemburgo. Gracias a que todas las hermanas pudieron venir desde sus misiones, se pudo formar un lindo coro que solemnizó la ceremonia.

Luego de la Santa Misa celebrada en la Capilla grande del Santuario, nos dirigimos al convento para la recepción. Los invitados eran en su mayoría familiares y amigos de la neo profesa, y también amigos y benefactores del Instituto. Tuvimos un tiempo de encuentro y felicitaciones, muy animado y cordial. Luego el fogón con cantos internacionales y por supuesto no podía faltar la “torta de casamiento” aunque en esta oportunidad no tenía los clásicos “muñequitos” sino una “servidora de mazapán”.

La gente se fue muy feliz, nos saludaban y agradecían por toda la organización y el espíritu de familia que muchos de ellos experimentaban por primera vez. Hemos podido palpar una vez más el bien que se puede hacer a la gente solamente con el testimonio de la vida religiosa.

Agradecemos infinitamente a Dios por esta nueva esposa suya, y porque nos ha concedido poder misionar ya 10 años aquí. Y le pedimos ser siempre dóciles a su Voluntad, para poder así dar muchos frutos espirituales que redundarán en beneficio de la Iglesia y también de nuestra querida Congregación.   

Misioneras en Holanda 

10º aniversario de la fundación en Holanda - SSVM
10º aniversario de la fundación en Holanda - SSVM
10º aniversario de la fundación en Holanda - SSVM
10º aniversario de la fundación en Holanda - SSVM